Samelo Veg, gastrodestino saludable

Estilo de vida

Una pareja italiana triunfa con su filosofía de vida saludable
en este pequeño restaurante de Abades.
Te descubrimos un referente vegano de Tenerife

¿Crees en el destino? Valentina Annibale y Diego Pula, sí.
Las dos vacas que se fugaron, nada más llegar a la finca familiar,
ya les lanzaron una señal de que debían moverse de las afueras de Perugia (Italia).
Un inocente viaje de vacaciones a Tenerife descubrió un paraíso alternativo para ser felices.
Y tomar un desvío equivocado en la Autopista del Sur de esta isla,
les llevó de forma inesperada a un pequeño pueblo llamado Abades.

El destino marcó el cambio de residencia de esta pareja, pero también de filosofía de vida. Unos problemas de salud supusieron el empujón definitivo para abrazar el veganismo. “Me quiere mucho y empezó por hacerme quesos“, recuerda Valentina. Un paso que venían madurando, de todos modos, para llevar una alimentación más saludable y para no contribuir a cualquier tipo de daño animal o medioambiental por la producción industrial.

No sólo les preocupaba lo que ellos ingerían, sino lo que consumían los demás. Diego, que había realizado estudios de Biología, y Valentina, que los comenzó en Publicidad y Marketing, llevaban un restaurante en su Italia natal. Un proyecto que trasladaron a su nuevo y tranquilo hogar, Abades, con su sello eco, su sello Veg.

Como regalo especial de cumpleaños para Diego, el 28 de noviembre de 2015 nació Samelo Veg. Un nombre cargado de amor, porque la palabra Samelo procede de unir el principio de Sandino, Memi (Emiliano) y Lorenzo, los hijos de la casa. Por algo, el lema que preside una de las paredes del local dice: “Lo que se hace con amor, se hace bien“. En sus inicios, siempre duros, no todos los sentimientos fueron tan positivos; más que los propios, los ajenos. Su concepto de comida chocaba con la tradición gastronómica de la zona, y muchos les ponían una fecha de caducidad de pocos meses. “Nos tomaron por locos”, afirman desde la distancia temporal.

Sin embargo, su ‘locura’ fue captando cada vez más adeptos. Fieles a sus pensamientos y con la idea de mantener un servicio de calidad, Valentina y Diego tienen apenas una decena de mesas y una capacidad de atender entre 40 y 45 personas diarias. Eso sí, volvemos al amor, ya que cuentan, entre risas, que si andan peleados, la mala energía hace que la gente no vaya al restaurante… Queda claro que pasa muy de vez en cuando, ya que se ha vuelto necesario hacer una reserva para garantizar sitio.

“Lo que se hace con amor, se hace bien”

¿Y qué menú resulta tan atractivo para tal peregrinación?

La carta se basa en los platos tradicionales italianos, con llamativas adaptaciones.
La elaboración de Pasta casera, en especial Raviolis, es continua;
triunfa además el Risotto y la Tortilla de Papas… hecha sin huevos, claro, que para algo es vegana.
Entre sus claves, la preparación de las papas, que se dejan picadas con agua y hielo en la nevera.
Tampoco falta la delicada y laboriosa creación de pan, quesos, salsas…y, apunten bien las personas golosas,
sus afamadas tartas (con chocolate, queso, dátiles, yogur de soja, coco…y otros tentadores ingredientes).
Para beber, los zumos que ellos mismos hacen, y el apoyo a las cervezas artesanales canarias.

“La calidad se obtiene con el tiempo”

Para que todo esto sea posible, las jornadas de trabajo rondan las 12 horas al día, aunque el horario de apertura sea de 5.
Una frase lo resume: “La calidad se obtiene con el tiempo”. Más cuando, por coherencia, no usan freidora ni microondas.
La misma coherencia que les lleva a comprar frutas y verduras a pequeños productores de la zona de Arico,
y en un lugar que no paran de recomendar: la frutería los Agaves, en Costa Adeje.

Valentina y Diego se sienten realizados, y disfrutan de la familiaridad que se establece con los clientes. De hecho, dicen que los domingos son los ‘Días de la Familia’ y les encanta ver cómo hay reuniones de nietos, padres y abuelos que pueden durar horas, entre charla y comida. Otra cosa que les llama la atención, respecto a Italia, es la costumbre de compartir platos y por tanto que haya mayor interactuación en la mesa.

La fórmula funciona, pero… “somos Sagitario y quedarnos parados es imposible”. Así que los planes nunca dejan de bullir en sus cabezas, con Tenerife y Samelo Veg como ejes. Y pase lo que pase en el futuro, esta experiencia ya se ha tatuado en su vida… y en su piel. La espectacular imagen de El Teide se queda para siempre en un brazo de Valentina.

DONDE ENCONTRAR A SAMELO VEG:

Calle Dieciséis de Mayo
38588 Abades

(+34) 617205396

Instagram
Facebook

¿Tatuajes polinesios en las Islas Canarias? Conozca a Roberto Gemori

La historia de Tenerife, el Hawaii de Europa y un preservador del arte polinesio.

Me lo ha contado un pajarito…

Después de haber sido bibliotecario y diseñador gráfico, Rafa creó tres años atrás su taller de serigrafía en El Médano.

El bosque encantado

El Parque Rural de Anaga, un bosque antiguo que permanece intacto hace 40 millones de años.
Fashion editorial Lucilla Bellini Abissi

Textus

La ultima colección de la marca Abissi fotografiada por Lucilla Bellini
DAILOS CORREA, A PHOENIX OF FASHION FROM LA GOMERA
Lupe Castro wearing Paloma Suarez photo by Claudia Maturana

Paloma Suárez

La hija predilecta de la escena de la moda canaria que ha desplegado las alas y ha logrado saltar al escenario internacional

Samelo Veg, gastrodestino saludable

Una pareja italiana triunfa con su filosofía de vida saludable en este pequeño restaurante de Abades.

Guillermo Vázquez Zamarbide

Pintor y arquitecto argentino afincado en Tenerife

Tipos en su tinta

Buscando perfección en la imperfección. Todos hemos oído hablar sobre Gutenberg y la invención de la imprenta...