Guillermo Vázquez Zamarbide

Arte y cultura

Pintor y arquitecto argentino afincado en Tenerife

“Con mi pintura pretendo que la gente se anime a buscar
su centro y armonizarse con el universo de alguna manera”

¿Quién es Guillermo Vázquez Zamarbide?

Empecé siendo un buscador y ahora, más bien, estoy encontrando cosas. Hay que ser un testigo, dejar que las cosas ocurran y entrometerse lo menos posible. Con la pintura uno se convierte en una especie de canal y todo pasa por interpretar eso que sucede en estado puro y que, al manejarlo, lo altera. Llevo 3 años desarrollando sensaciones próximas al inconsciente superficial, el que está cerca del sueño. Esa especie de camino interior en el que me encuentro me ha dado muchos argumentos para pintar.

Con tus exposiciones intentas evocar sentimientos que invitan a la introspección. Símbolos íntimos, Eternidad al instante, son algunos de sus títulos. ¿De dónde te viene esa necesidad?

Básicamente viene de un cambio radical de vida. Ese encuentro que se da con lo que la vida te propone yo intenté capitalizarlo intentando plasmar esas cosas que a mí me causaban una cierta paz. La soledad se transforma en compañía cuando te das cuenta de que puedes contar contigo mismo.

¿Por qué crees que se produce la conexión entre una persona y tu obra?

Yo creo en el concepto del inconsciente colectivo de Jung, donde la psique se expresa más allá de la razón. De alguna manera hay un sistema de símbolos que tenemos latentes, tanto por haberlos experimentado o porque vienen de algún lado. Pienso que cuando una persona se sensibiliza con un cuadro es porque, de alguna manera, le ha tocado el corazón.

¿Tienes la clara intención de producir esa reacción cuando estás trabajando en una obra?

Yo creo que la obra va a llegar. Intento no vestirla demasiado, sino que vaya desnuda. Que vaya directa al espectador. Me interesa mucho desarrollar el concepto de los opuestos complementarios, que creo que se dan en la vida y en la pintura. Hay colores que sensibilizan más que otros. Son colores que armonizan más con esa tonalidad con la que nosotros soñamos.

¿Cómo es tu proceso de trabajo?

Pinto todos los días. Intento que la musa me agarre trabajando. Me levanto, me preparo un mate y cuando todavía estoy conectado a eso que sé que está ahí, trato de ir a la tela. Son trabajos intensos pero que no permanecen mucho tiempo inconclusos. Al no ser pintura de gran formato, todo lo que haces en la tela va cambiando con cada movimiento, y necesita una respuesta inmediata para que pueda producir las texturas que quiero lograr con mi paleta. Es una técnica muy directa.

¿Cómo ha influido la arquitectura en tu obra, siendo arquitecto?

Sobre todo en la técnica, en la perspectiva y en tener el concepto muy afianzado. Esto me permite abstraerme de un punto de vista normal. La parte de la motivación no surge de la arquitectura. Mi enfoque viene de una visión que percibo.

En tu obra está presente el paisaje, pero es más bien un paisaje interior. ¿Qué pretendes demostrar con eso?

Pretendo que la gente se anime a buscar su centro y armonizarse con el universo de alguna manera. Es una forma de encontrarse a uno mismo, como una especie de mapa para seguir profundizando y encontrar, así, tu propio camino; un camino del que terminas enamorándote cuando lo encuentras. Para mí el objetivo en la vida es vivir en un estado de amor y que a tu paso contagies ese amor a todo el mundo.

¿Crees que esa fisura que se produce al aproximarnos al subsconsciente, de la que hablas mucho en tu obra, influye de alguna manera en la creatividad?

Yo pienso que la creatividad es una forma de romper, de hacer que las cosas se muevan, de empezar algo nuevo y salir de los esquemas que ya están construidos. Sugerir otro mundo que sea utópico. Esa es la parte que nos diferencia de los animales. Al tener consciencia de nosotros mismo tenemos esa capacidad y ese privilegio de crear cosas buenas que nos hagan bien a todos.

 Y para terminar, ¿que le dirías a una persona que se coloca por primera vez delante de tu obra?

Creo que la gente un poco desesperada puede conectar con mi obra más rápidamente que una persona feliz. Cuando te haces preguntas y no estás en ese estado de confort que no te hace plantearte nada, eres más sensible a todo. Para entender una poesía o una pintura, por ejemplo. El estado de confort para mí mata al artista, lo sume en una especie de letargo y no hay nada que decir. El arte es una especie de genio que va a aparecer en cuanto tengas el corazón abierto.

Lupe Castro wearing Paloma Suarez photo by Claudia Maturana

Paloma Suárez

La hija predilecta de la escena de la moda canaria que ha desplegado las alas y ha logrado saltar al escenario internacional

Guillermo Vázquez Zamarbide

Pintor y arquitecto argentino afincado en Tenerife
Interview Diego Lorenzoni Star guide for Maka magazine

Un Tour Estelar

Descubre el cielo nocturno de Tenerife, que es único en el mundo

¿Tatuajes polinesios en las Islas Canarias? Conozca a Roberto Gemori

La historia de Tenerife, el Hawaii de Europa y un preservador del arte polinesio.

Majanicho - Una joya escondida en Fuerteventura

En Fuerteventura hay un lugar así, el pueblo de Majanicho. Se llega allí por un solitario sendero a través de un paisaje lunar, donde las cabras cruzan tus pasos.

Abissi intemporal

Valeria Scoppa de Abissi está en constante búsqueda de líneas intemporales que permiten a sus prendas no pasar de moda.

Víctor Jaubert ilustrador canario

Ilustrador canario con un estilo propio a partir de los recuerdos que tiene de los años 60, 70, 80, sumados a los de su propia infancia.

Madera de vanguardista

El tinerfeño David Sánchez reinterpreta la profesión del luthier, incorporando elementos artísticos y emocionales en la construcción artesanal de instrumentos.

Alto de Guamaso

Una vista espectacular de la grandeza de la naturaleza cruzando el Parque Nacional del Teide.